Comprar Bizcochos Borrachos en Guadalajara

Tenemos a la venta el auténtico Bizcocho Borracho de Guadalajara. Son los genuinos bizcochos borrachos de la Confitería Hernando 17. Es el dulce más típico de Guadalajara y está buenísimo. Puedes comprar estos deliciosos bizcochos borrachos en nuestra tienda en cómodas cajitas de media docena y la docena entera.

 

Algo de Historia sobre los Bizcochos Borrachos de Guadalajara

El bizcocho borracho es el dulce más exquisito que se elabora en Guadalajara. Junto con la Miel de la Alcarria son los principales souvenires de la provincia. Su origen se remonta al siglo XIX cuando estos pastelitos «borrachos» que se elaboraban por los reposteros alcarreños cobraron notoriedad gracias a la difusión que la gente de la Academia de Ingenieros del Ejército, que por aquella época se situaba en Guadalajara, dio por todo el país.

 

Colegio de Huérfanos de la Guerra. Palacio del Infantado. Foto: herreracasado.com

En 1843 Féliz Suárez creó su primera Confitería y Pastelería en la capital y más adelante fue ampliando sus establecimientos hasta inaugurar, por así decirlo, una saga de pasteleros especializados en los ya aclamados bizcochos borrachos de Guadalajara. Estos pastelitos llegaron a ser premiados por su calidad en la Exposición Provincial de Guadalajara en 1878. La familia de Félix siguió abriendo establecimientos y llegaron a ser proveedores de la Casa Real. Los Borbones eran obsequiados con estos bizcochos cada vez que pasaban por la provincia como regalo de la ciudad. Ya en las crónicas de la época, cuando el rey Alfonso XII inauguró en 1879 el Colegio de Huérfanos de la Guerra en el Palacio del Infantado, se dejó escrito: «…una libras de bizcochos borrachos de superior calidad que, colocadas en dos bandejas de plata, se conducirán a aquel sitio por una comisión de este Municipio

 

La Favorita, confitería de Jesús Campoamor (C/ Miguel Fluiters). Foto: enwada.es

Pasaron los años y más artesanos pasteleros se fueron sumando a la oferta pastelera de los bizcochos borrachos de Guadalajara que iniciaron la familia Suárez: Confitería La Rosa fundada por Fernando Criado, Antonio Hernando Guajardo (origen de lo que ya en nuestra época conocemos con Pastelería Hernando), Confitería La Madrileña, La Favorita de Jesús Campoamor (posteriormente conocida popularmente por Pastelería Campoamor). Todos estos establecimientos, que se situaban en la calle Mayor y calle Miguel Fluiters, consiguieron que los bizcochos borrachos y sus características cajas de hojalata donde se vendían alcanzaran su popularidad como producto gastronómico turístico de Guadalajara. Incluso comenzaron a venderse en otras localidades de la provincia como Sigüenza, Alcolea del Pinar o Tendilla.

Hoy en día muchos de estos establecimientos ya no existen pero algunos de ellos siguen en pie gracias a los descendientes que han seguido la tradición pastelera familiar. También han surgido nuevas pastelerías que han mantenido la tradición de los famosos bizcochos borrachos de Guadalajara.

 

¿Cómo se hacen los Bizcochos Borrachos de Guadalajara?

Aunque lo más cómodo es venir a nuestra tienda y comprar una bandeja de estos dulces pastelitos, también puedes probar en tu casa y convertirte en un pastelero por un día. Recetas para elaborar estos bizcochos hay muchas, muy variadas y cada una aporta un toque diferente al producto final. La receta original es todo un secreto pero, como cualquier bizcocho, se elabora a base de huevo, harina, azúcar, levadura y agua. Una vez ha pasado por el horno, el característico término de «borracho» se logra con el baño de almíbar en que se sumerge. Ese almíbar es parte del «secreto» de los obradores pero la base general del dulce líquido donde bañar los bizcochos para que se les llame borrachos es agua, licor y miel.

A continuación te vamos a dar una sencilla receta para que pruebes en tu casa a elaborar unos auténticos bizcochos borrachos caseros:

elaboración_bizcochos_borrachos_panaderia_guadalajara

Foto: cookmonkeys.com

 

Ingredientes

  • 125 gr. de harina
  • 3 huevos
  • 300 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 vaso de vino dulce
  • 1 vaso de agua
  • Un poco de mantequilla

 

Preparación

  1. Separamos las claras de las yemas. En un bol mezclamos bien las 3 yemas y 220 gr. de azúcar. A continuación vamos añadiendo la harina poco a poco mientras seguimos mezclando.
  2. Montamos las claras a punto de nieve en otro bol y las añadimos poco a poco y con cuidado a la mezcla anterior.
  3. Precalentamos el horno a 180º. Preparamos un recipiente apto para hornear y lo untamos de mantequilla y espolvoreamos harina para que no se pegue el bizcocho a las paredes del recipiente. Vertimos la mezcla y lo metemos al horno durante 25 minutos (o hasta que veamos que se haya dorado).
  4. Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar. Mientras tanto, preparamos el almíbar para «emborrachar» el bizcocho. En un cazo hervimos el vaso de agua y 4 cucharadas de azúcar hasta disolverla por completo. En ese momento retiramos el cazo del fuego, añadimos el vino dulce y esperamos a que se enfríe.
  5. Una vez se haya enfriado el bizcocho, le damos la vuelta y le empapamos bien con el almíbar que hemos preparado.
  6. Una vez se haya bañado el bizcocho, lo podemos cortar en porciones del tamaño que consideremos y las rebozamos en azúcar y canela al gusto.

 

Otros productos de bollería y pastelería

Si te gustan los dulces, en nuestra tienda tenemos gran variedad de bollería casera, productos de Guadalajara, tartas, etc. ¡Descubre todo lo que tenemos!

Productos de Bollería

 

Fuentes: EnWada y PetitCHEF

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar las cookies haciendo clic en el botón «Acepto» o configurarlas o rechazar su uso haciendo clic en la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Pincha en "Abrir chat" y escríbenos.