Quiénes Somos

Panadería y Ultramarinos La Merced comenzó su andadura en el año 1986 con un pequeño despacho de pan situado al lado de la actual situación. Mercedes era la encargada de regentar dicho despacho de pan que, en su origen, era de una panificadora de toda la vida de Guadalajara llamada La Flor de la Alcarria. Al principio, ese despacho de pan vendía únicamente el pan que se fabricaba cada día en la panificadora. El horario era reducido ya que solo se abría por la mañana unas pocas horas hasta agotar el pan. Cuando se vendía todo el pan, se cerraba ya hasta el siguiente día.

 

El espíritu emprendedor de Mercedes le llevó a incorporar poco a poco otros productos alimenticios de primera necesidad como bollería, leche, huevos, etc. Más adelante comenzó a vender golosinas, snacks y productos de alimentación de todo tipo. En el año 2000 adquirió el local de al lado que era más grande y pudo así ampliar su oferta de productos. Ésto le hizo ampliar el horario comercial durante la mañana e incluso saltó a la tarde para ofrecer un servicio más completo a sus clientes.

 

Pero en el año 2015, el edificio donde se encontraba el local tuvo que ser desalojado por normativa municipal (declarado en ruina) y el negocio tuvo que trasladarse. Ahora se encuentra en un local muy cercano (a tan solo 30 metros del anterior) y más grande donde poder atener aun mejor a los clientes. A raíz del cambio, se aprovechó para renovar la imagen corporativa del negocio, rótulos, decoración, etc.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar las cookies haciendo clic en el botón «Acepto» o configurarlas o rechazar su uso haciendo clic en la política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies